Foto de mujeres Mokchans
El equipo de proyecto justo antes de una reunión de diseño. Fuente.

Los últimos meses he estado trabajando con el equipo de El Arte de Medir y del INAP Social. El proyecto consistía en hacer una serie de cuadros de mandos para redes sociales. Queríamos ayudar conocer más una de las comunidades más activas e interesantes sobre redes sociales. Ha sido la ocasión de trabajar con un equipo muy interesante. Un colectivo relativamente grande y variado, disperso a lo largo de España, con un alto conocimiento en las materias que gestionan y una enorme dedicación a dinamizar y consolidar conocimientos. Como usuario habitual de esa red para mi ha sido un proyecto especial. Por un lado, siempre es un placer trabajar con gente con tanta ilusión. Por el otro es una enorme responsabilidad impulsar un proyecto del que has aprendido tanto.

En fin, que, como decía el eslogan deportivo: que sea una red social y encima pública no era una excusa, era una responsabilidad.

¿Por qué querían cuadros de mandos de redes sociales en el INAP Social?

Cualquiera que haya entrado al INAP social  habrá podido ver la calidad de la red. En los que conozco iben, la calidad y el rigor de los contenidos llega a nivel de Champions league. La red ha creado un nicho de conocimiento más que interesante a base de la interacción de las personas que participan. Cada vez haya más temas, más personas participando y aportaciones de alta calidad.

Cuando se planteó el proyecto la cuestión estaba en la necesidad de la red de crecer. Lo cierto es que una red social es el tipo de sitio en el que las dinámicas son cíclicas. La gente entra si encuentra contenido de interés, pero para que lo haya, tiene que haber gente. En el caso del INAP social esta etapa ya estaba superada.

El segundo elemento es que en una red el contenido no lo edita la red, sino las personas que la usan. La acción es más de “gobernar” que de actuar. De ayudar a fomentar determinados temas que de plantearlos directamente.

Nuestra función consistía en ayudar al INAP Social y sus Community Managers, a encontrar qué temas son los que generan más interés en el público. Y con esa idea empezamos a trabajar.

¿Qué es lo que había hasta la fecha en el INAP Social?

Como decíamos, hasta la fecha el INAP social tenía lo siguiente:

  • Una comunidad grande y activa. Hay grupos con una alta participación y dinamismo con participantes muy activos.
  • Un equipo de Community Managers con un alto interés y conocimiento. Los responsables de la comunidad son expertos en su ámbito y dedican bastante tiempo e interés a dinamizar la red. Ese conocimiento ayuda por un lado a orientar y guiar los temas hacia aspectos que son de interés para la comunidad.

Todo esto es un buen principio. Sin embargo, hasta la fecha, sólo tenían dos referentes: los temas generales de su ámbito y los temas que generan participación en la red. Se guiaban por elementos externos a la red (tendencias, temas de actualidad) y por lo que pasaba en la red, pero sólo en su vertiente expresiva. El volumen de personas que participan en una red social es muy reducido respecto a todos los que lo leen. Lo más que podían saber era de qué temas querían hablar quienes hablan, y qué temas generan una mayor participación.

Este contexto genera un riesgo, que es la entropía. Partamos de que la gente que escribe, por muy similar que sea a quienes leen no es exactamente la gente que lee. Dentro de que esto sea normal, comporta un riesgo: una red cada vez más centrada en los intereses de quien escribe y no de quien lee. Esto es lo que acabó pasando (entre otras muchas cosas), con Google Plus.

En este entorno hay dos horizontes: que la red crezca porque de manera “artística” los creadores de contenido conecten “por intuición” con los lectores, o bien que la red deje de crecer. Y os digo un secreto: toda red social que no crece, decrece.

Entonces, ¿Qué hemos hecho en el INAP Social?

Pues realmente hemos tenido uno de esos proyectos en los que el analista aporta realmente valor al cliente.

Hay dos tipos de proyectos: los que a quien va a usar el cuadro de mando le pille esto de lado, hagamos lo que nos apetezca, y todo quede en nada, o que quien usa el cuadro de mandos tenga una idea más o menos precisa de lo que necesita, y nosotros les ayudemos a buscar esas respuestas. Este ha sido uno de los últimos.

En realidad, aunque había una serie de campos claros a trabajar (el tráfico, el crecimiento), había otros que tienen que ser los que encajen con las tareas de quien lo usa. Por eso, elaboramos un par de cuadros de mandos: uno general para el conjunto de la red y otro para cada comunidad. Esto significa.

  • Detectar qué información es útil y relevante para los cuadros de mandos.
  • Definir cuáles son los que son importantes. Hay una cosa clara: hay un óptimo de información útil que se puede digerir de manera habitual. Por eso teníamos que decidir qué es lo que queríamos poner para que de una manera rápida y sencilla, se pudiera saber qué se hace y qué interesa.
  • Crear algo comprensible y bonito. Este es uno de los puntos que a mi se me da realmente mal y al equipo de El Arte de Medir se le da muy bien. Que un caudro de mando sea bonito no es solo una cuestión de estética, es de utilidad. Pasar tiempo mirando lo mismo y tratando de comprender y tomar decisiones hace que un mal diseño sea una mala experiencia. Afortunadamente el resultado, desde su prier borrador superó con mucho mis expectativas con cuadros de mandos realmente sintéticos y bonitos.

La oportunidad de ir más allá.

Realmente un proyecto de analítica no debe ser un fin en sí mismo. Es decir, para los analistas si, pero para una organización no. Simplemente es la oportunidad de empezar a hacer las cosas de otra manera. En este caso, creo que la gente del INAP Social va a hacer bastantes cosas buenas. No porque antes no quisiera, sino porque ahora tiene la manera de hacerlo.

Esta, para mi, es la mayor gratificación de este tipo de proyectos. Hacer unos cuadros de mando, incluso muy funcionales y realmente bonitos, satisface limitadamente. Pero darle a la gente las oportunidades de hacer cosas nuevas acercándose a las personas a las que ofrecen contenidos es formar parte de un cambio sustancial.

Y esto es algo que se puede hacer pocas veces.

https://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2018/04/Zubu_mokshans._Dubasov.jpghttps://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2018/04/Zubu_mokshans._Dubasov-150x150.jpgSergio JimenezTécnicas y metodologíaLos últimos meses he estado trabajando con el equipo de El Arte de Medir y del INAP Social. El proyecto consistía en hacer una serie de cuadros de mandos para redes sociales. Queríamos ayudar conocer más una de las comunidades más activas e interesantes sobre redes sociales. Ha sido...El blog de Transformación Digital para Organizaciones Públicas