Daguerrotipo del Hotel de Ville de Paris quemado tras la comuna de 1871
Daguerrotipo del Hotel de Ville de Paris transparentado del todo. Fuente

Continuamos con el trabajo de Rafa Camacho acerca de las buenas prácticas de Transparencia en Entidades locales, que pudisteis ya leer aquí.

Nota del editor. En el post anterior hablamos de que una cosa es que los rankings digan que cumples la norma y otra es que seas una entidad local transparente. Como no me canso de decir, retomando un slogan publicitario “la transparencia es actitud”. Pues bien, este artículo va más allá de la frase y disecciona cómo podemos ver esa actitud y, sobre todo, como se puede repetir. Ya hablamos de 3 de ellas (planificación, formación e información), ahora quedan otras 7.

7 Buenas  prácticas en Transparencia de las Entidades locales.

BUENA PRÁCTICA DE TRANSPARENCIA 4: SENSIBILIZAN Y DIVULGAN

Organizan y participan en actividades que promuevan una cultura de la transparencia. Facilitan la comprensión de la transparencia y trabajan por la accesibilidad. Este punto reconozco que me resulta especialmente atractivo por el carácter divulgativo y educativo que imprime a las acciones de las administraciones locales, y por su carácter novedoso y alejado (con todos los respetos) del mundo jurídico, menos cercano a la ciudadanía. Me refiero a ejemplos como los cuentos infantiles del Ayuntamiento de Cartagena (ya publicado el primero, El Valor de la Transparencia (vídeo presentación), y me consta que la intención es que se publiquen más; la Norma Foral de Transparencia en Lectura Fácil de la Diputación de Bizkaia, y siguiendo esta línea,  la Guía de Accesibilidad Cognitiva, Lectura Fácil y Lenguaje Claro en las Entidades Locales elaborada por el Instituto de Lectura Fácil y la FEMP; los coloquios con el Alcalde del Ayuntamiento de Elche, en el que el primer edil visita centros de educación secundaria y es entrevistado por el alumnado; o las Asambleas de Distrito-Encuentros con el Alcalde de Alcobendas, en las que se establece un diálogo directo entre vecinos y representantes públicos.

BUENA PRÁCTICA DE TRANSPARENCIA 5: RESPONDEN

A las solicitudes de información, articulan mecanismos o unidades técnicas para resolver solicitudes. Aunque pueda parecer una obviedad, pues no deja de ser una obligación legal por la Ley de Transparencia, el asunto de dar respuesta a las solicitudes de derecho de acceso se está revelando como uno de los aspectos cruciales en la implementación de una transparencia real, y en sus respuestas las administraciones están demostrando en buena medida su compromiso con la misma. Dejaremos un par de ejemplos de consistorios que han creado unidades específicas encargadas del derecho de acceso, como son la Unidad Técnica sobre Transparencia y Acceso  a la información pública de Vigo y el Comité Técnico de Transparencia, Datos Abiertos y Reutilización de la Información de Gijón, al que encomienda esta labor la Ordenanza municipal. También hay que destacar las iniciativas plasmadas en forma de protocolos para la resolución de solicitudes de acceso, como el caso del Cabildo de Tenerife.

Por otra parte, también cabe reseñar iniciativas que facilitan el ejercicio del derecho de acceso a la información a la ciudadanía, como el Manual de Transparencia del Ayuntamiento de Cangas (Pontevedra), o la Oficina de atención presencial de Transparencia del Ayuntamiento de Granada.

 

BUENA PRÁCTICA DE TRANSPARENCIA  6: PREGUNTAN

Realizan estudios de opinión a empleados públicos y/o ciudadanos para detectar carencias y mejorar sus servicios referentes a transparencia. En este sentido buenos ejemplos son las encuestas de satisfacción de usuarios de los portales de Transparencia y Datos Abiertos del Ayuntamiento de Madrid, o las encuestas a técnicos municipales de la Diputación de Valencia a través de GO Dival. Además de este carácter cuantitativo, ya se han desarrollado experiencias que combinan las encuestas con otras técnicas de investigación social de carácter cualitativo, como el desarrollado por el Cabildo de Tenerife, en el que se analizaron entrevistas en profundidad y grupos de discusión con cargos políticos y técnicos municipales, en las que tuve el placer de participar.

 

BUENA PRÁCTICA DE TRANSPARENCIA 7: SE ABREN

Podemos pensar instintivamente en el open data y los portales de datos abiertos, y en efecto nos referimos a ellos pero no sólo a eso. Entre los portales son muchos los ejemplos, si bien hay algunos que deben mejorar los “conceptos” (habilitar un portal y llamarlo “de datos abiertos” no lo convierte automáticamente en tal, si después lo cargamos de presupuestos municipales en PDF). Mencionaremos por ejemplo al portal de Datos Abiertos de la Diputación de Cádiz, premiado en el CNIS 2017, y como un ejemplo que ha avanzado algo más en el concepto de apertura generando comunidad en torno a él, el del Ayuntamiento de Madrid y su Registro de Reutilización, o los premios que organiza. Bilbao, Valencia o Sevilla pueden ser otros ejemplos perfectamente mencionables. Para conocer todas las iniciativas registradas en el portal datos.gob.es, visita este enlace.

Decía que abrirse no es sólo habilitar portales de datos abiertos. Me quería referir a abrir la institución a la ciudadanía, divulgar sobre sus estructuras y funciones, que además de un componente importante de participación ciudadana, como el Pleno Abierto del Ayuntamiento de Madrid. En esta línea y dirigido a menores, encontramos el Pleno infantil del Ayuntamiento de Zaragoza, que ya alcanza la decimocuarta sesión y que es una herramienta de sensibilización y acercamiento de las instituciones de gran valor, así como otros ejemplos, muy vinculados a la participación ciudadana, como el Consejo de Infancia y Adolescencia de Alcobendas o el Consell de Nois i Noies de L’Hospitalet de Llobregat.

 

Infografía que resume los 10 principios del artículo.
Infografía de Rafa Camacho resumiendo los 10 bloques de buenas prácticas.

 

 

BUENA PRÁCTICA DE TRANSPARENCIA 8: TEJEN REDES

Se alían para trabajar por objetivos comunes, promoviendo la mejora individual y colectiva de las entidades adscritas, compartiendo experiencias y conocimientos. Son de enorme valor las acciones y contribuciones realizadas por

 

BUENA PRACTICA DE TRANSPARENCIA 9: RINDEN CUENTAS

La transparencia es una condición necesaria para posibilitar y facilitar el “escrutinio de la acción de los poderes públicos” al que se refiere la Ley 19/2013 en su preámbulo. Sirvan como ejemplos la Rendición de cuentas sobre mociones aprobadas del Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, las Plataformas de Rendición de cuentas de los Ayuntamientos de Calvià y Barcelona, o el Seguimiento del Pla de Govern del Ayuntamiento de Castellón.

 

BUENA PRÁCTICA DE TRANSPARENCIA 10: VAN MÁS ALLÁ

Para volver a repensar y articular valores esenciales, como la ética y la integridad. Trabajan en fórmulas preventivas y crean estructuras contra la corrupción

 

Con esto cerramos este catálogo extenso, pero sin intención alguna de ser exhaustivo. He tratado de no repetir en exceso algunos ejemplos y que sean variados, y hay acciones de muchas entidades citadas que podrían (o deberían incluso) haber sido incluidas en otros puntos de este decálogo. Lo que si demuestran en cualquier caso es que es posible hacerlo, no son utopías y ya hay alguien que ha dado los pasos. Esperemos que se extiendan como una capa (transparente, claro) por nuestras administraciones.

https://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2018/01/10b-p-410x1024.pnghttps://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2018/01/10b-p-150x150.pngRafa CamachoFirma invitadaGobierno abierto y transparenciaContinuamos con el trabajo de Rafa Camacho acerca de las buenas prácticas de Transparencia en Entidades locales, que pudisteis ya leer aquí. Nota del editor. En el post anterior hablamos de que una cosa es que los rankings digan que cumples la norma y otra es que seas una entidad...El blog de Transformación Digital para Organizaciones Públicas