Daguerrotipo de estudiantes en una escuela a finales del siglo XIX.
Los estudiantes actuales vistos por la universidad actual. Fuente
Juana López es Doctora en Ciencias Políticas y de la Administración especializada en Gobierno Abierto. Además de todo esto es la coordinadora del área de relaciones internacionales de la Federación Española de Municipios y Provincias. Por si esto fuera poco, también es profesora asociada en la Universidad Complutense de Madrid.  Una auténtica creyente y practicante del gobierno al servicio de la ciudadanía.

Tras varios años, quizá demasiados, trabajando en un mismo entorno, el de los gobiernos locales, la inmersión en la vida de la docencia universitaria es un ecosistema que pone a tono.  Allí encuentras el pulso del futuro.

Pensé que después de tantos años de haber pasado por ese trance no recordaría lo que se siente. Me equivocaba. No solo se recuerda sino que en parte se revive. Sin embargo te sientes como en Regreso al Futuro (parte 1). Cada vez que entras en la universidad es un viaje al pasado. Tú ya no eres tan joven pero el entorno te hace regresar a esos momentos y cuando sales, subes al Delorean (en este caso el autobús) y vuelves a tu entorno habitual, y entonces, parece que regresas al futuro aunque éste no sea tan futurista como la segunda parte de la saga.

La universidad analógica en el mundo digital.

Aunque allí percibas ese pulso de lo que está por venir, la Universidad no es digital, al menos no tanto como esperaba en medio de esta revolución tecnológica que dicen algunos que vivimos, y que yo, en muchos momentos comparto. Lo cierto es que ello demuestra que existen diferentes velocidades en esto de la modernidad y las tecnologías. No todos tienen/tenemos los mismos recursos. En la Universidad pública eso se percibe, los recortes se notan, no de un día para otro, pero se terminan notando, y no sólo en aquello que tiene que ver con las nuevas tecnologías. Pero ese es otro tema.

Paralelamente a esa percepción de la realidad, la de una universidad más analógica de lo que pensaba, los universitarios/as 2.0, reclaman cada vez más, mayor transparencia, protagonismo y capacidad de decisión para ejercer sus derechos en tiempo real y de forma directa. Pero ¿cómo? ¿a través de comentarios en las redes sociales? o ¿mediante manifestaciones, protestas y procesos asamblearios? Estas formas de expresión constituyen sin duda una poderosa declaración de intenciones, pero quizá, también sería interesante canalizar ese espíritu transformador en una actitud complementaria: la proactiva.

Gobierno abierto y universitarios.

Por ello, hace un par de semanas al hilo de la clase en la que tocaba hablar de la tan mencionada y vigente ‘crisis de la democracia’, como ciudadanos recién incorporados al sufragio les pregunté si ellos confiaban en las instituciones, si les afectaba lo que veían en las noticias.  Les pregunté si les gustaría un modelo donde se tuviese más en cuenta su opinión, e incluso un modelo donde pudieran colaborar con los gobiernos en un entorno digital en el que pudieran interaccionar a través de las nuevas tecnologías. Les pregunté si les sonaba la expresión gobierno abierto, y sino era el caso, si ésta les sugería algo. La respuesta a esta última pregunta fue NO.

Les expliqué entonces que el gobierno abierto — basado en la transparencia, la rendición de cuentas, la participación y colaboración ciudadana en un nuevo entorno 2.0 — podía constituir una de las respuestas a esa crisis de la democracia cuyo síntoma más evidente era la desafección, esto es, la falta de confianza en las instituciones y en los que nos gobiernan. La aplastante percepción de su distanciamiento emocional con los mecanismos tradicionales de la participación democrática, nos condujo a una conversación en la que reflexionamos sobre la posibilidad de tener en cuenta esos nuevos mecanismos de relación entre gobiernos y ciudadanía y el rol que podía jugar al respecto la Universidad.

No trato aquí de sacar conclusiones basadas en un momento puntual y casi anecdótico, ni generalizar sobre los avances que las Universidades pueden estar realizando en este ámbito. Pero lo que sí parece relevante es que la Universidad, entendida como la organización donde primordialmente se gestiona el conocimiento debe cada vez más adaptarse a las demandas de la sociedad, debe actuar promoviendo, potenciando y consolidando acciones tendentes a una lógica de gobierno abierto.

Algunas ideas para abrir el gobierno de las universidades.

Ese es el reto al que los poderes públicos en su conjunto deben dar respuesta: la formación de una ciudadanía que pueda desarrollar plenamente sus competencias sociales y cívicas aprovechando los nuevos formatos de interacción digital. De ahí que lance algunas ideas o propuestas tendentes a afrontar ese desafío:

En primer lugar, sensibilizar en valores tales como la integridad pública y la participación cívica con el objetivo de preparar a la comunidad universitaria en el ejercicio de la ciudadanía democrática que favorezca la interacción y la participación en el ámbito público.

Luego, en segundo lugar, capacitar desde una doble vertiente que incluya la formación de alumnos para el desarrollo de las competencias sociales y cívicas y, en concreto, sobre los principios del gobierno abierto y la formación del profesorado para la evaluación de dichas competencias sociales y cívicas.

En tercer lugar, acercar las instituciones y los gobernantes a los jóvenes para que estos puedan conocer sus derechos así como los mecanismos para participar y colaborar con ellas.

Puede que a priori parezcan sencillas y evidentes, seguramente lo son en la teoría, pero la práctica, el llevarlas a cabo de forma decidida puede ser la clave.

Decía al principio que el ejercicio de la docencia universitaria tonifica, y lo hace porque en el sentido más literal te obliga a ejercitar tu mente para compartir conocimiento, a entrenar para reaccionar ante lógicas nuevas y a aprender sobre lo que jóvenes tienen que decir y que hacer, que es mucho.

Related Post

http://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2017/05/daguerrotipo.jpeghttp://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2017/05/daguerrotipo-150x150.jpegJuana Lopez PaganFirma invitadaGobierno abierto y transparenciacivismo,gobierno abierto participación,universidad,universidadesJuana López es Doctora en Ciencias Políticas y de la Administración especializada en Gobierno Abierto. Además de todo esto es la coordinadora del área de relaciones internacionales de la Federación Española de Municipios y Provincias. Por si esto fuera poco, también es profesora asociada en la Universidad Complutense de...El blog de Márketing digital para Organizaciones Públicas