image

By 112.Georgia CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons

Con este post Mentxu Ramilo, activa y multitarea profesional interdependiente de Novagob y un montón más de cosas, inaugura nuestra sección de firmas invitadas con las que el blog se volvera en algo mucho más interesante.

A diario me encuentro con personas que tienen que gestionar a diario importantes cantidades de información y desconocen qué es y para qué sirve el formato RSS que nos permite una realmente sencilla suscripción a recursos en Internet que nos interesan (páginas web, blogs, alertas, etc…) siempre que en estas páginas se utilice el formato RSS para compartir información y, de esta manera, podamos suscribirnos. ¡Ojo, no confundamos RSS (Real Simple Syndication) con RRSS (como abreviatura de Redes Sociales)!

 

Para qué sirve el formato RSS
Yo también desconocía que existía la posibilidad de suscribirme a páginas web y de recibir de manera proactiva las novedades que se publiquen en esas páginas. hasta que me lo contaron allá por el año 2010 [1]. Desde entonces soy usuaria (casi adicta) diaria: primero con el lector Google Reader, que Google cerró porque no le resultaba rentable; y ahora con Feedly, aunque existen otros muchos lectores de RSS (como Netvibes o Bloglines) que podemos utilizar en nuestros dispositivos (ordenador, smartphone, tablet… y quizá pronto en otros artilugios “smart” o la etiqueta de moda del momento…). Los lectores de RSS se convierten en nuestros “periódicos personalizados” desde los cuales podemos leer, guardar y compartir noticias, artículos, etc…

La mayor ventaja de Feedly es que originalmente fue diseñado para smartphones y tablets, siendo mi herramienta más poderosa de información allá donde me encuentre, aprovechando cualquier tiempo libre para leer mis feeds, en el bus, en la sala de espera del médico, en el retraso del avión, en la cola del supermercado… (Venan Llona)

Las páginas web que tienen la opción de suscripción por medio de RSS, suelen mostrar un icono con el símbolo que veis en naranja u otro color. Haciendo clic en el icono, nos lleva a una página web (a veces un poco indescifrable). Pero sabiendo que seleccionando desde el navegador la dirección de esa página y pegándola en el lugar oportuno de nuestro lector de RSS, nos suscribiremos de forma sencilla y gratuita a la información nueva que se publique en esas páginas web.

Algunos ejemplos de interés en/para las Administraciones Públicas

1. El Boletín Oficial del Estado (BOE)
Desde enero de 2009 el BOE no se publica en papel, ha mejorado mucho la forma de acceder, consultar y encontrar la información. Ofrece la posibilidad de suscribirse por medio de RSS a las distintas secciones del Boletín o bien a canales temáticos. No me imagino a Eva Belmonte (elBOEnuestrodecadadía) yendo cada día a la web del BOE para leérselo en formato html o en PDF.

2. Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz
Junto con el BOE, el más organizado, estructurado y completo que he visto hasta el momento. Sigue la estructura del gestor de contenidos municipal. Mi duda existencial (en este caso y en los demás) es saber cuántas personas lo utilizan, si las personas que trabajan en la organización conocen su existencia, para qué sirve. Y si la ciudadanía es capaz de llegar hasta la página completa de opciones de suscripción (son 3 clics sin equivocarte). Afortunadamente, en cada web departamental podemos encontrar la suscripción a las noticias o agenda del área correspondiente.

image

Fuente: Euskadinnova

3. Euskadinnova
Sus titulares RSS destacan por su parrilla de contenidos, que facilita la suscripción según temáticas y tipos de información.

4. Datos.Gob.es
Organiza sus fuentes de suscripción en tres temáticas: Datos (da error), Aplicaciones, Actualidad

5. Enlaces de suscripción a los contenidos de novagob.org: grupos | debatesblogswikigobs | eventos
¡De esta manera no te perderás ninguna novedad que se publique en la comunidad novagob! Pero te animo a que entres y participes haciendo comentarios, debatiendo y aportando en las wikigobs para seguir construyendo conocimiento en la comunidad.

6. Alertas de Google
¿Y si me interesa seguir la página de una página web pero no tiene opción de suscripción? Tanto en este caso como para evitar tener que hacer búsquedas sobre los mismos términos periódicamente, podemos utilizar las alertas de Google y configurarlas de modo que nos genere un “Feed” para que podamos añadir esa suscripción a nuestro lector de RSS.

7. Dos trucos:

  • La prensa ha ocultado sus RSS de la página principal (para que veamos la publiciudad) pero si buscamos en un buscador “rss el país” “rss el mundo” “rss eldiario” los encontraremos 😉
  • Nos podemos suscribir a cualquier blog, aunque no veamos el icono naranja de RSS (a menos que la persona autora del mismo haya eliminado esa posibilidad).

8. Outlook puede funcionar como lector de RSS. Pero como diría un buen amigo y maestro, Outlook es una herramienta del siglo pasado que aún se utiliza en muchas organizaciones. El inconveniente en el uso de Outlook es que la descarga de los RSS sobrecarga el envío y recepción (en sincronización), convirtiendo la experiencia en un castigo. Aparte de Outlook, algunos navegadores también incorporan lectores de RSS.

9. Dos consejos:

  • Facilitar: la localización del icono de RSS (naranja o de otro color) (no ponerlo en la parte inferior de nuestra página web)
  • Evitar: títulos/titulares de artículos repetitivos, aburridos y “egocéntricos” (La Administración informa; La Administración pone en marcha, El Gobierno aprueba, El Gobierno inaugura…)

10. Un deseo: Servicios de información proactiva para la ciudadanía Quienes usamos desde hace tiempo lectores de RSS vemos la enorme utilidad de esta tecnología y, a veces, el escaso interés de las instituciones públicas por ella, ya que no se cuida la manera en la que se redactan los títulos de las noticias, a veces solo se pueden leer titulares y no el contenido de las mismas, aparecen imágenes que no pueden cargarse… vamos, que parece que nadie en la organización recibe las noticias que genera su servicio por RSS para darse cuenta de las mejoras que se podrían hacer.

La aparición de servicios de suscripción a información, hace pensar en posibles servicios personalizados o a la carta para que, por ejemplo, las instituciones públicas nos informen, por el canal que escojamos (SMS, mensajería instantánea, e-mail, RSS, redes sociales, etc) sobre aquellos temas concretos de nuestro interés.

A modo de resumen, una gran ventaja de utilizar lectores RSS es que podemos agrupar fuentes de información de diferentes webs y recibir los contenidos nuevos en cuanto se publiquen en un solo lugar (nuestro agregador o lector de noticias), ahorrándonos visitar distintas web para ver si hay noticias nuevas. Al recibir la información en formato digital, puede reutilizarse, citarse, compartirse, analizarse, mejorarse, dándole mayor valor. El inconveniente más importante es el desconocimiento de esta tecnología RSS y cómo utilizar un lector de noticias.

Si conoces más iniciativas interesantes de uso de RSS en las Administraciones Públicas, te invito a compartirlas en este debate. Y si son muchas, podremos crear una wiki 😉

En este vídeo puedes ver una explicación muy interesante de qué es y cómo usar RSS y de los lectores RSS necesarios para suscribirnos a las páginas web que nos interesan. ¡Estoy segura que tu productividad para gestionar la información mejorará sustancialmente!

https://youtu.be/t5m5lKx6rEo

[1] Post publicado originalmente en novagob. Dedico este post a Aitziber Hernández, Ray Fernández y Venan Llona por descubrirme un apasionante mundo de posibilidades tecnológicas que solemos tener delante de los ojos pero que desconocíamos que las desconocíamos.