Un mercado
Un mercado

En julio pasado, después de 7 años, el Plataforma de Contratación del Estado sacó una nueva versión. Más allá de las consideraciones acerca del timing y la dinámica de evolución para las Administraciones Públicas, al ser el nuestro primer portal objeto de análisis, le tenemos un cariño especial que hace que repitamos. Sin embargo, siendo nuestro anterior análisis “no muy positovo” (no diría demoledor, como algunos lo calificaron en su momento), quería ver qué ha cambiado, si se ha hecho a mejor y si los problemas previos siguen ahí o no.

La presentación del portal (al menos, el correo que me llegó como suscriptor registrado), centraba su atención, más allá que en el cambio visual que pudiera aparentar en “encontrar información agregada de otras plataformas del sector público de ámbito autonómico y local de forma que pueda acceder a un mayor número de contrataciones públicas”. ¿Era este el problema previo? ¿Es una mejora? ¿Es una solución? Vamos a verlo.

Apariencia general.

Lo primero y más evidente es que la página ha mejorado bastante su estética. Es un diseño más ligero, limpio, sencillo y legible. Elimina la saturación previa y aprovecha el lenguaje iconográfico para poder orientar la navegación.

página principal de la página de Contratación del Estado
página principal de la página de Contratación del Estado

Destacaría tres problemas. Por un lado, la parte de “Actualidad de la plataforma” ocupa la mitad de la navegación principal. Esto parece desproporcionado o preocupante: desproporcionado porque un producto estable no debería tener necesidad de comunicar tal cantidad de actualidades como para ocupar tanto como el contenido que busca el público, en caso de que sí sea necesario sería preocupante.

En segundo lugar tenemos un pie de página vacío (con el sello de Administración electrónica) que ocupa sistemáticamente una parte muy grande de la pantalla. Este incluso se dobla en algunas páginas (buscador) ocupando, sin tener ningún valor, un tercio de la pantalla.

Sin embargo el problema más grande a mi juicio es la falta de una versión móvil o incluso responsiva. Tener en una página tan rica de contenido y con tanto detalle, tan pensada para la consulta puntual, exactamente lo mismo que en una pantalla de PC es un problema muy grande para una página lanzada en 2015. Esto podría  excusarse si hubiera una aplicación móvil, pero no es el caso.

La versión Móvil del portal de Contratación del Estado

 

En todo caso, hay que señalar que los nuevos estilos están más ordenados, son más claros y sencillos de leer. La página ya no abruma, y esa es una sensación que tenemos a lo largo de toda la navegación. Otro aspecto a destacar es que ante los problemas que tiene la FNMT y sus certificados con Google Chrome, en este caso, la web si lanza un aviso para los visitantes que usan este navegador  sobre su incidencia en la seguridad y cómo arreglar el problema (algo que no hace ni siquiera la propia FNMT, bravo por la gente de la Plataforma).

Disclaimer y manual para corregir incidencia en Chrome
Disclaimer y manual para corregir incidencia en Chrome

La navegación en el sitio es más sencilla por el simple hecho de tener un diseño más fácil. El manual de “operadores económicos” (¿por qué no poner de Usuarios y discriminar luego que no incluye a Administraciones Públicas?¿quién se identifica de primeras con ese término? ) es más extenso que el anterior. Aunque las funcionalidades son mayores, la estructura del sitio no es lo bastante simple como para reducir el tamaño a algo más manejable. A esto le añadiría que, hoy en día se pueden hacer (e incrustar) vídeos explicativos contextuales que faciliten la navegación del usuario, sin tener que buscar en un manual para un acceso puntual al sistema.

Las Licitaciones

 

En todo caso, vayamos a la licitación. La primera opción es la recopilación de todas las licitaciones de la historia del sitio, sin filtros o capacidad de ordenación. De esta manera tenemos ahora un listado totalmente inclasificable que obliga a una búsqueda secuencial de… más de 8000 licitaciones ¿por qué?

El listado de licitaciones
Ahora vas y buscas el tuyo

Eso sí, al menos es más entendible y legible que el modelo anterior, en el que tenemos los datos fundamentales. Sin embargo, tenemos dos puntos de diseño fundamentales para la mejora: el enlace es el número de expediente (que posiblemente sea el identificador único en la base de datos), y no es que se vea claramente (comparte color con las letras de la primera columna de la ficha). Yo pondría el nombre del contrato, porque para la gran mayoría de los usuarios (empresas) el referente es ese nombre. Por otro lado, aunque es muy de agradecer la clasificación por estados , una ayuda visual de colores(por ejemplo, abierto en verde, anunciado en azul, o resuelto en negro)facilitaría mucho la criba del usuario.

Por otro lado, podemos hacer una búsqueda por dos mecanismos diferentes, uno a través de ayudas a la búsqueda (clasificando por tipo de contrato y cuantía) y otra por un formulario. Esta dualidad es un poco difícil de comprender, más aún cuando el resultado de la búsqueda lleva al mismo formulario con los dos campos de selección rellenos. Más inquietante aún es la selección de esos dos criterios en este sistema y no otro diferente ¿por qué? Realmente, mi idea es que alguien busca, como mucho por órgano y estado, estado o calificación requerida, etc.

secuencia de búsqueda por criterios, que lleva a la pantalla de formulario
secuencia de búsqueda por criterios, que lleva a la pantalla de formulario

El formulario simple de búsqueda está mucho mejor que el anterior, así como la visualización de los resultados. Existe un tercer mecanismo de búsqueda, la búsqueda avanzada que está limitado para aquellos que tienen perfil en el portalde contratante del sector público. Esta opción muestra muchos más campos y criterios de búsqueda. Sin embargo, hay un problema mayor: no está el criterio de búsqueda por título.  Esto es un problema porque para muchos de los usuarios, el título (aunque es lo más engañoso que hay en una licitación, eso hay que recon0cerlo, pudiendo variar bastante según cada órgano), es uno de los modos por los que las empresas conocen los pliegos.

Se puede buscar por órganos de contratación, pero uno de los grandes problemas del modelo que se propone con esta plataforma es que solo aparecen los órganos dados de alta en ella, lo que es lógico, pero deja muy lejos de su propósito de unificar las licitaciones. Hay pocas comunidades autónomas y hay pocos municipios (por ejemplo, no está mi pueblo). En realidad, creo que podría ser más ambicioso el planteamiento y usar el Esquema Nacional de Interoperabilidad para recopilar información (aunque sea redirigiendo fuera de la plataforma) que dejándolo todo en el sitio, pero eso es más una cuestión de estrategia.

Búsqueda por órganos
Búsqueda por órganos

Hay que destacar que, a diferencia de la versión anterior, el buscador está mucho más afinado, y, esta vez si, buscando el INTA, aparecen todos los resultados del INTA y solo los del INTA.

resultados-busqueda-avanzada

En todo caso,  la búsqueda envía a una ficha de la licitación que, sin ofrecer grandes novedades respecto a la versión anterior, si que tiene mayor claridad (aunque conserva la versión html y xml de la licitación, lo que no deja de sorprender).

Vista de licitación
Vista de licitación

 

La navegación para afinar la búsqueda, utilizar criterios de filtrado (tal y como lo hace, por ejemplo, el portal de transparencia) se echan mucho de menos. Afinar la búsqueda es incómodo, lento y doloroso.

Un tercer y último punto en este particular es la sección de búsqueda, que es más amplio que la búsqueda de licitaciones y que abarca los documentos del portal.Hay un apartado de búsqueda en vez de tener el cuadro presente en el menu superior, lo que haría que la gente pudiera buscar en el sitio sin tener que perder la navegación que hace.

Buscador
Buscador

Realmente tenemos 4 instrumentos para hacer la búsqueda de los mismos elementos según diferentes usuarios. Esto es algo absolutamente redundante, confuso, e incómodo. Creo que la gran apuesta sería tener un solo buscador (que es una de las funcionalidades básicas del portal) con opciones de búsqueda avanzada y filtros para todos los usuarios. Todo lo demás, es complicar lo que debería ser simple. Mención a parte merece que si eliges uno de los dos métodos principales de búsqueda, luego, en la misma sesión, no es fácil cambiar al otro (entiendo que por algún tipo de cacheo de la página), lo que es realmente muy incómodo.

Empresas.

 

Las empresas obtienen una mejora en el funcionamiento al ampliar las notificaciones con las del Diario Oficial de la Unión Europea, ampliar las suscripciones y los mecanismos de comunicación. Un aspecto muy positivo es que, a diferencia de muchos servicios públicos, no obliga al uso de certificados para identificarse en la plataforma.

Yo he aprovechado para actualizar mis alertas de licitaciones, y me he encontrado, en todo caso, con un punto de mejora destacable, como es el caso de que los códigos del CPV no tienen un buscador, sino que sólo puedes navegar entre ellos a través del árbol de opciones:

Busca analítica digital ahí
Busca analítica digital ahí

Las dos funcionalidades que más me gustan, en todo caso, es el de las notificaciones y el de las consultas. Por un lado, la plataforma centraliza las notificaciones relativas a las licitaciones de los usuarios, pero con una peculiaridad que, si bien puede ser obligatoria jurídicamente, es una complicación para el usuario: para recibirlas, hay que estar dado de alta en la plataforma y ante el ente licitador, lo que hace complejo un proceso que debería ser simple.

Esto choca un poco con la falta de una versión móvil. ¿Por qué hacer un sistema que facilita la interacción para información  “bajo demanda” perdiendo la posibilidad de que se pueda consultar con el medio más usado para consultas puntuales y rápidas?

El Perfil del Contratante

El perfil del contratante es el campo que, a mi juicio, ha experimentado menos cambios, al menos de cara al usuario final. Entiendo que una parte muy importante de esa integración que se nota en aspectos como el buscador ha venido acompañado de un cambio de modelo de datos y documentos de dicho perfil. También es cierto que la centralización de las comunicaciones vía plataforma hace que esta misma transformación sea menos vistosa, pero mucho más efectiva.

Por poner el acento sobre algo en particular, sería respecto al tema de transparencia e información de la contratación. En la época en la que nos inunda la voluntad de transparencia, el historial gráfico de la contratación por perfiles sería una herramienta extraordinaria. Aspectos como el total licitado, en qué tipo de contratos y de servicios, cuál era el presupuesto inicial o el listado de adjudicatarios de las distintas licitaciones (todo datos públicos) aportaría una gran cantidad de elementos de juicio a la ciudadanía y podría alimentar otros sitios, como el propio portal de transparencia.

 

Conclusión.

El equipo de la Plataforma de Contratación ha hecho un esfuerzo destacable en esta nueva versión. Como puntos claves tenemos algunos servicios nuevos interesantes (consultas y comunicaciones), un diseño que, si bien no enamora, no es incómodo de leer, y algunas funcionalidades que antes no destacaban por su eficacia y ahora son correctas.

Sin embargo, me temo que existen dos problemas: uno de concepto y otro de estrategia. El problema conceptual parte de la propia visión que tiene la plataforma (y su equipo) de si misma. Es decir, su concepción es la de trasladar toda la lógica de la contratación pública al portal, lo que tiene sentido para uno de los dos públicos a los que sirve (las administraciones), pero arrincona al otro, que encima es mayoritario: las empresas. Es decir tienes tantos criterios de búsqueda de licitaciones como medios para hacerlo. Obliga al contratista a decidir cómo quiere buscar algo antes de si quiera plantearse cómo buscarlo, y encima, dificulta la mejora de la búsqueda. En este sentido, partiendo de ese concepto, me temo que la plataforma, tal y como está, no puede mejorar mucho más. Lo que ofrece este tipo de producto, no se puede mejorar mucho sin un cambio de mentalidad. Cualquier cambio que se haga debe partir de otra concepción distinta en la que sea la lógica del motor de búsqueda la que permita a un contratista poder lograr lo que quiere (encontrar licitaciones) de manera sencilla. Digamos que esta nueva versión tiene un problema grande: habla más de si misma (la mejora de sus medios de búsqueda) de lo que escucha a quien tiene que escuchar (el usuario). Esto hace que muchos proveedores externos estén ofreciendo básicamente el mismo servicio, de pago (como este)  y de manera que el usuario se encuentra más identificado

El segundo problema trasciende a la propia naturaleza de la plataforma de contratación y está en línea de lo que hemos hablado con sitios como el portal de transparencia o el 060. La Administración General del Estado tiene la costumbre de hacer muchas plataformas por si sola y nutrida, especialmente, por contenido propio. Esto entra en colisión con un gobierno multinivel en el que, a parte de esto, puede ofrecer un punto de vista más ambicioso: ser el punto de contacto del ciudadano con todas las administraciones. Ser el Google de la Administración Pública en España. ¿Es difícil? Puede que lo sea, pero no debería si se ha hecho bien el trabajo del Esquema Nacional de Interoperabilidad. Este es el gran desafío para la AGE y, si no lo afronta, tendrá cada vez más dificil ofrecer servicios ambiciosos y satisfactorios a la ciudadanía.

 

 

 

 

Related Post

http://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2015/11/mitchells-auction-js1.jpghttp://blog.publilitica.es/wp-content/uploads/2015/11/mitchells-auction-js1-150x150.jpgSergio JimenezAnálisis de servicios públicos digitalesDiseño y experiencia del ciudadanoadministración general,AGE,contratacion,contratación del estado,licitación,Ministerio de Hacienda,perfil del contratante,plataforma de contrataciónEn julio pasado, después de 7 años, el Plataforma de Contratación del Estado sacó una nueva versión. Más allá de las consideraciones acerca del timing y la dinámica de evolución para las Administraciones Públicas, al ser el nuestro primer portal objeto de análisis, le tenemos un cariño especial que hace...El blog de Márketing digital para Organizaciones Públicas