Daguerrotupo del marinero Franklin Buchanan
El robot de Google después de un día de trabajo. Fuente

Si tienes una página web o un blog o lo que sea, posiblmente las últimas semanas hayas recibido un correo del mismísimo Google. En él se avisaba de que, en caso de tener dada de alta la web en las herramientas de búsqueda, se estaba liberando una nueva versión. Esto ha provocado que algunos de vosotro me preguntéis algunas cuestiones sobre el tema. ¿Qué es esto? ¿Es spam? ¿Mis datos son buenos?, pero la más común es ¿Esto para qué sirve?. Curiosamente, la mayoría de la gente que me ha preguntado lo ha hecho por páginas personales. Me da la sensación (es algo que no puedo comprobar) de que en el sector público no hay un uso generalizado de estos recursos.

Es posible que estén instaladas, aunque no creo que sea mayoritario. Sin embargo, estoy casi seguro que, incluso en ese caso, su uso es muy minoritario. ¿Por qué digo esto? Porque muchas de las cosas que pasan en las webs públicas se podrían arreglar con usar estos recursos. Así que vamos a contar qué son, para que sirven y cómo usar las herramientas de los buscadores web.

¿Qué son las herramientas de buscadores?

Las herramientas de buscadores son recursos que ponen estos a disposición de los responsables web para mejorar su relación con ellos. Es decir, Google y Bing (anteriormente con Yahoo) quieren que toda web aproveche los buscadores para llegar a su público. De esa manera los buscadores dan mejor resultado a las personas y las webs tienen visitas más pertinentes.

Para ello ofrecen en un espacio personalizado una serie de recursos que te cuentan:

  • Cómo funciona tu web en términos de SEO. Qué se busca, qué visitas generan esas búsquedas, dónde aparecen en el buscador…
  • Cómo está la relación entre tu web y el buscador. En este caso te dice si hay una relación de amor en la que la web le da al buscador todo lo que necesita, o si simplemente, cada uno va por su lado.
  • Qué elementos de valor añadido pueden mejorar tu web. En este caso, los buscadores pretende ofrecer resultados y características que los hagan más atractivos hacia las personas. Por ejemplo, beneficiar los móviles, ofrecer la información lo mejor posible, etc.

Todo esto es lo que te ofrecen estos buscadores (en grandes líneas).

¿Cómo funcionan las herramientas de buscadores?

El caso es que para usar una herramienta de un buscador basta con darla de alta. Para ello necesitamos una cuenta y la página web. Sin embargo, dado que el tema SEO es bastante sensible en términos empresariales, el buscador necesita estar seguro de que quien da de alta la página es la persona responsable. Si no podríamos llegar a tener un informe SEO de cualquier página, lo que no haría demasiada gracia al mercado.

¿Cómo averigua esto el buscador? Estoy seguro de que mucho pensáis que se hace con un certificado digital. Pues no. Normalmente te piden que pongas un código en la cabecera de la web o, en su caso, introduzcas un archivo que ellos te facilitan en el servidor. Así sabe el buscador que quien ha dado de alta la página puede gestionar los archivos que hay en ella.

Una vez hecho esto, empieza la fiesta.

Lo útil: Informe de búsquedas.

Lo más vistoso que ofrecen las herramientas de buscadores es información sobre la búsqueda de nuestro sitio. Esto suele incluir las veces que se ha buscado un término (y ha aparecido), cuántas veces se ha hecho clic sobre él y en qué posición aparece. Adicionalmente, te da un poco de contexto (el porcentaje de veces que la gente hace clic sobre él), y su comportamiento a lo largo del tiempo.

Antiguamente Google Analytics facilitaba los datos de términos de búsqueda y el comportamiento del público en el sitio. Sin embargo, un cambio de la política de la G pasó a privatizar esos términos. Actualmente, cuando miras en una herramienta de analítica el comportamiento de tráfico que viene de Google, el término de búsqueda es (not privided): no se puede saber. Los que vienen de Bing, Yahoo u otros, sí.

Gráfica e informe de tráfico de Google Search Console sobre este sitio
Informe de búsquedas de este blog en Google Search Console.
Gráficos e informes de búsquedas del blog en Bing Webmaster tools
Informe de búsquedas de este blog en Bing Webmaster Tools

Sin embargo, en estas consolas encontramos información sobre esos términos. Por ejemplo, en este blog, términos como “expediente electrónico” o “plataforma de contratación del estado” tiene muchas búsquedas. El primero tiene bastantes entradas (por el post de Concepción Campos Acuña) y el segundo muchas menos. Esto Nos dice qué temas tienen demanda y si lo que ofrecemos se ajusta a lo que espera el público.

Lo necesario: Conocer el estado de la página.

Un segundo bloque de funcionalidades más interesante es el estado de indexación de la página. Esto es un punto importante, dado que nos está indicando qué páginas ve el buscador y lo que es más importante: cuales de las que ve no están. ¿Esto que significa? Que si cuando un buscador está indexando una página (lo que hace siguiendo los enlaces que tiene) se encuentra que una de las páginas no existe, es un error. La principal utilidad de esto es evitar que la gente encuentre páginas erróneas  y tener enlaces “rotos”.

Eso sin contar temas más complejos como que tener muchos “enlaces rotos” le toca las narices al robot del buscador y dejan de visitarte tan a menudo (esto es importante si tenemos páginas que actualizamos mucho con noticias y demás).

Por otro lado, este informe nos sirve para ver si una página está indexada o no. Esto puede parecer poco importante, pero el derecho al olvido hace importante que evites que se indexen contenidos como, por ejemplo, las listas de apremios de embargos y similares.

Adicionalmente permite estudiar aspectos como el comportamiento de las búsquedas por términos geográficos y de idiomas. Esto es un tema importante para aquellas páginas que tienen versión en lenguas cooficiales.

Lo amable: ayudar a Indexar la web.

Como decíamos, estas herramientas nos dicen cómo va nuestra web para luego mejorar el indexado de los buscadores. En términos básicos hay dos cosas por las que empezar en las que nos es de utilidad:

  • Comprobar el archivo robots.txt. Se trata de un fichero de texto que dice a los robots de los buscadores qué y dónde mirar o no mirar en la web. Aunque no hay un acuerdo muy claro de qué caso hacen realmente los robots del archivo, lo cierto es que nos ayuda a decir qué queremos que aparezca en un buscador o no, y dónde no queremos que entren.
  • Los mapas xml. Un mapa xml es un documento en el que viene el esquema y páginas que componen el sitio. Esto le dice al buscador lo que hay y es algo que agradecerá el propio buscador. Adicionalmente podemos crear mapas para temas específicos como por ejemplo imágenes, videos o demás. Existen múltiples herramientas para generar mapas xml.

Con esto estamos informando lo que queremos que aparezca en el buscador y le facilitamos el trabajo para que venga más a menudo.

Lo último: Cosas muy chulas y necesarias.

Existen otros elementos que los buscadores van incorporando y que debemos usar no sólo por el buscador, sino porque reflejan prácticas que son cómodas para el público.

Vista previa en pantalla de móvil de esta web en Bing
Vista previa en pantalla de móvil de esta web en Bing
  • Uso de datos estructurados. Son herramientas que ayudan al buscador a presentar información de manera más clara al público en sus resultados. Por ejemplo, poner el precio de un producto en una tienda o (aplicado al gobierno) la dirección donde realizar un trámite en concreto.
  • Tarjetas enriquecidas. Más interesante es el uso de tarjetas enriquecidas, que son contenidos específicos que se muestran en el buscador sin tener que entrar en una página concreta, lo que es muy útil en términos de móvil. ¿Y si dijeramos en google “documentos para renovar el DNI” y aparecieran directamente en el buscador los documentos e instrucciones para hacerlo? Esto es una práctica en la que está trabajando mucho el gobierno británico.
  • Mejora y errores de HTML. Estas herramientas te dicen cuando tu HTML presenta errores que dislocan al robot (y posiblmente a usuarios, especialmente a los que tienen discapacidad).
  • Previsualización de móvil. En el tiempo del mobile first ya no es que un buscador muestre peor resultados que no van bien en móvil, es que pone primero a los que van bien. Tanto Google como Bing te miran posibles errores y sugerencias de mejora para la carga de la web.

De todas estas puedo decir que, en mi experiencia, las dos últimas son ya casi obligaciones para el sector público y la primera lo será en breve. Es decir, una web pública tiene que ir ya pensando en tener un html que no sea erróneo, bien adaptado a móvil y que presente respuestas sin tener que ir a la página. Todo esto lo podemos comprobar de manera gratuita con estas herramientas.

¿Necesitas las herramientas de buscadores?

Respuesta fácil y rápida. Si. Como decía, incluso sin utilizarlas de manera continua, evita que cometas errores muy comunes en las webs públicas difíciles de entender para la mayoría de los usuarios. Casos como enlaces rotos, errores de HTML, desajuestas para móvil o saber si lo quebusca el público es lo que ofreces son cosas básicas hoy.  Como poco te va a servir para saber si hay problemas de fondo sobre los que actuar.

Los buscadores son los principales “conductores de tráfico” facilitarle las cosas es algo importante.  Estas cuestiones que son básicas las podemos abordar gratis.  Si queremos (y deberíamos) ir más allá, harán falta otras herramientas y profesionales más potentes (y menos gratuitas). En todo caso, aquí tenemos un principio.

 

 

 

Related Post

Sergio JimenezTécnicas y metodologíabing,buscadores,google,móviles,resultados,seo,tráficoSi tienes una página web o un blog o lo que sea, posiblmente las últimas semanas hayas recibido un correo del mismísimo Google. En él se avisaba de que, en caso de tener dada de alta la web en las herramientas de búsqueda, se estaba liberando una nueva versión....El blog de Márketing digital para Organizaciones Públicas