Me llamo Sergio Jiménez y desde 2013 me dedico a la analítica web y al marketing digital. Antes de eso  de me doctoré en Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Complutense. Mi tesis doctoral estudiaba  cómo la entrada de la tecnología afecta a las Administraciones Públicas.

Durante la elaboración de la tesis, coordiné el Master en Gestión Pública del Centro de Estudios de Gestión de la misma universidad. En este proyecto, me encargué de los temas de gestión docente, e-learning y evaluación de calidad. Entre tanto, participé en un proyecto de investigación sobre la formación de funcionarios en España.

Después de mi paso por la Universidad me dediqué a la consultoría SAP desarrollando un software de gestión de expedientes para Administraciones Públicas. Hoy en día esa solución gestiona miles de expedientes en grandes administraciones de España.

A lo largo de mis estudios y mi carrera profesional me he dedicado a, básicamente a la tecnología, la Administración y la satisfacción de los usuarios de los servicios.  La Analítica Web ofrece para mí la manera de integrar todo esto: entender cómo la concepción del mundo digital de la Administración afecta a los servicios que reciben los ciudadanos.

Por ello, me decidí a estudiar el Achievement Award en Digital Analytics de la Universidad de British Columbia y el Certificado de Inteligencia Web de Califirnia Irvine. En esta etapa profesional  he realizado proyectos de e-commerce (The LittleSaint store), content marketing (Mi Cabra Vegana y este mismo blog) y en Redes Sociales (como analista en Novagob), además de ser profesor para distintas administraciones públicas y congreso.

¿Por qué el marketing público digital?

A lo largo de mi experiencia como analista y como investigador he podido ver que la Administración hace esfuerzos enormes para la incorporación te la tecnología, llegando a niveles de técnicos altísimos. Sin embargo, gran parte de estos esfuerzos sufren de un problema: la falta del usuario y del público como referente. Es decir: normalmente las Administraciones se centran mucho, y esto es importante, en la gestión interna del procedimiento, pero olvidan lo importante: centrarse en el ciudadano.

Políticas de papel cero, seguridad de procedimiento, certificación, racionalización… siendo todas ellas importantes, en un modelo democrático no deben ser más que medios para un fin: hacer mejores servicios públicos para la ciudadanía. Ese es el enfoque que debe aportar el marketing público digital: hemos aprendido que los ciudadanos no deben “sufrir” en los servicios presenciales lo que, en lineas generales, no se comparte en el plano digital. El enfoque de marketing a la hora de crear servicios digitales reorienta esa lógica a donde debe estar.

Y ¿por qué desde la analítica digital?

Podemos aprender algo del marketing del sector privado, podemos aprender mucho del markjeting “convencional” del sector público e, incluso, podemos hacer teorías acerca de lo que puede funcionar o no en el marketing público digital. En todo caso, cualquier cosa no dejará de ser una idea que debemos, y podemos, corroborar con los hechos. Es por ello que creo que la única manera de crear una concepción del servicio público digital debe partir de una idea clara de a dónde se quiere llegar y continuar por el estudio sistemático de qué y cómo está funcionando con el ciudadano. Es por eso que creo que el mejor camino es el que podemos crear nosotros mismos: es así como podemos encontrar nuestras propias respuestas.